CIPROXINA®

BAYER S.P.

Solución para infusión

Antibiótico de amplio espectro.

Composición.

Cada frasco con 50 ml de solución para infusión contienen: 127.2 mg de lactato de ciprofloxacino. Equivalentes a 100 mg de ciprofloxacino. Excipiente, c.s.p. Cada frasco con 100 ml de solución para infusión contienen: 254.4 mg de lactato de ciprofloxacino. Equivalentes a 200 mg de ciprofloxacino. Excipiente, c.s.p. Cada frasco con 200 ml de solución para infusión contienen: 508.8 mg de lactato de ciprofloxacino. Equivalentes a 400 mg de ciprofloxacino. Excipiente, c.s.p.

Farmacología.

El ciprofloxacino es un agente antibacteriano sintético de amplio espectro. El ciprofloxacino es eficaz in vitro frente a prácticamente todos los agentes patógenos gramnegativos, incluyendo Pseudomonas aeruginosa. También es activo frente a agentes patógenos grampositivos como estafilococos y estreptococos. Los anaerobios resultan generalmente menos susceptibles. La acción bactericida del ciprofloxacino es rápida, tanto en la fase de proliferación como en la fase de reposo. Durante la fase de proliferación de una bacteria, los cromosomas se enrollan y desenrollan parcialmente. La enzima denominada ADN-girasa ejerce una función decisiva en este proceso. El ciprofloxacino inhibe la ADN-girasa de forma que, al resultar imposible la lectura de información vital del cromosoma bacteriano, se interrumpe el metabolismo bacteriano. La resistencia al ciprofloxacino se desarrolla despacio y por fases (tipo fase múltiple). El desarrollo de resistencia mediada por plásmidos parecida a la que se produce con antibióticos ß-lactámicos, aminoglucósidos y tetraciclinas no se ha observado con el ciprofloxacino. Es de interés clínico que las bacterias portadoras de plásmidos también son sensibles al ciprofloxacino. Debido a su especial modo de acción, el ciprofloxacino no presenta resistencia paralela general a otros grupos de principios activos importantes, químicamente distintos, como antibióticos ß-lactámicos, aminoglucósidos, tetraciclinas, antibióticos macrólidos o péptidos, sulfonamidas y derivados de trimetoprim o nitrofurano. En su área de indicación, el ciprofloxacino es completamente eficaz frente a patógenos resistentes a los grupos de antibióticos arriba mencionados. En el grupo de inhibidores de la girasa se observa resistencia paralela. Sin embargo, debido a la alta sensibilidad de la mayoría de microorganismos al ciprofloxacino, la resistencia paralela es menos pronunciada con este fármaco. Así pues, el ciprofloxacino es a menudo eficaz frente a patógenos resistentes a inhibidores menos eficaces de la girasa. Dada su estructura química, el ciprofloxacino es totalmente activo frente a gérmenes productores de ß-lactamasas. El ciprofloxacino puede utilizarse en combinación con otros antibióticos. Los estudios in Vitro con patógenos generalmente sensibles, realizados utilizando ciprofloxacino en combinación con antibióticos ß-lactámicos y aminoglucósidos, han revelado efectos básicamente aditivos o indiferentes; los aumentos sinérgicos en eficacia fueron relativamente infrecuentes y los efectos antagónicos muy raros. Entre los posibles fármacos de combinación se incluyen: para pseudomonas: azlocilina, Ceftacidima para estreptococos: mezlocilina, azlocilina, otros antibióticos b-lactámicos eficaces para estafilococos: antibióticos b-lactámicos, especialmente isoxazolilpenicilinas, vancomicina para anaerobios: metronidazol, clindamicina. Ántrax por inhalación - información adicional: Las concentraciones séricas de ciprofloxacino alcanzadas en los seres humanos sirven como un punto final sustituto que con probabilidad razonable podrá predecir el beneficio clínico y proporcionar las bases para esta indicación.

Indicaciones.

Adultos: Infecciones complicadas y no complicadas causadas por patógenos sensibles al ciprofloxacino: Infecciones de las vías respiratorias. En el tratamiento de pacientes ambulatorios con neumonía debida a Pneumococcus, el ciprofloxacino no debe emplearse como fármaco de primera elección. El ciprofloxacino se considera un tratamiento aconsejable para neumonías causadas por Klebsiella, Enterobacter, Proteus, E. coli, Pseudomonas, Haemophilus, Branhamella, Legionella y Staphylococcus. Infecciones del oído medio (otitis media), de los senos paranasales (sinusitis), especialmente si están causadas por organismos gramnegativos, incluyendo Pseudomonas o Staphylococcus. Infecciones oculares. Infecciones renales y/o del tracto urinario eferente. Infecciones de los órganos genitales, incluyendo anexitis, gonorrea, prostatitis. Infecciones de la cavidad abdominal (p.ej. infecciones del tracto gastrointestinal o de las vías biliares, peritonitis). Infecciones de la piel y tejidos blandos. Infecciones osteoarticulares. Sepsis. Infecciones o riesgo inminente de infección (profilaxis) en pacientes cuyo sistema inmunológico se halla debilitado (p.ej. pacientes en tratamiento con inmunosupresores o que padecen neutropenia). Descontaminación intestinal selectiva en pacientes inmunodeprimidos. El ciprofloxacino no está indicado para tratar las amigdalitis agudas (angina tonsilaris). Niños: El ciprofloxacino se puede usar en niños para el tratamiento de segunda o tercera línea de las infecciones urinarias complicadas y pielonefritis por E. coli (intervalo de edades examinado en los estudios clínicos: 1-17 años) así como de las reagudizaciones pulmonares de la fibrosis quística asociadas a P. aeruginosa (intervalo de edades examinado en los estudios clínicos: 5-17 años). El tratamiento sólo se iniciará después de una cuidadosa evaluación de los riesgos y beneficios, dados los posibles acontecimientos adversos relacionados con las articulaciones y tejidos vecinos. Se han efectuado ensayos clínicos con niños en las indicaciones enumeradas más arriba. La experiencia clínica con otras indicaciones es limitada. Los estudios clínicos con niños fueron realizados en las indicaciones enumeradas arriba. La experiencia clínica en otras indicaciones es limitada. Carbunco por inhalación (tras la exposición) en adultos y niños: para reducir la incidencia o progresión de la enfermedad tras la exposición al Bacillus anthracis pulverizado.

Dosificación.

Adultos: Salvo prescripción médica distinta, se recomienda seguir las siguientes pautas de dosis:


Ancianos: Los ancianos recibirán la dosis más baja posible en función de la gravedad de su enfermedad y del aclaramiento de creatinina. Niños: Fibrosis quística: Los datos clínicos y farmacocinéticos respaldan el uso pediátrico de ciprofloxacino, en dosis de 20 mg/kg por vía oral, dos veces al día (dosis diaria máxima de 1500 mg) o de 10 mg/kg por vía iv, tres veces al día (dosis diaria máxima de 1200 mg), en pacientes con fibrosis quística (de 5 a 17 años de edad) que sufren reagudizaciones pulmonares asociadas a una infección por P. aeruginosa. Infecciones urinarias complicadas y pielonefritis: La posología recomendada para combatir las infecciones urinarias complicadas o la pielonefritis varía entre 6 y 10 mg/kg i.v. cada 8 horas, con un máximo de 400 mg por administración, o entre 10 y 20 mg/kg por vía oral cada 12 horas, con un máximo de 750 mg por toma. Carbunco por inhalación (postexposicional): Adultos: administración oral: 500 mg, dos veces al día; administración intravenosa: 400 mg i.v., dos veces al día. Véase el cuadro anterior. Niños: administración oral: 15 mg/kg, dos veces al día. No debe excederse el máximo de 500 mg por toma (dosis diaria máxima de 1000 mg). Administración intravenosa: 10 mg/kg i.v., dos veces al día. No debe excederse el máximo de 400 mg i.v. por aplicación (dosis diaria máxima de 800 mg). La administración del medicamento debe comenzar lo más rápido posible tras la sospecha o confirmación de la exposición. Modo de administración: Vía intravenosa. El ciprofloxacino debe administrarse mediante infusión intravenosa durante un período de 60 minutos. La infusión lenta en una vena importante evita molestias al paciente y reduce el riesgo de irritación venosa. La solución para infusión puede administrarse directamente o tras mezclar con otras soluciones para infusión compatibles. A no ser que se confirme la compatibilidad con otras soluciones para infusión/fármacos, la solución para infusión debe administrarse siempre por separado. Los signos visuales de incompatibilidad son, p.ej., precipitación, enturbiamiento y decoloración. La incompatibilidad se produce con todas las soluciones para infusión/fármacos físicamente o químicamente inestables al pH de la solución (p.ej. penicilinas, soluciones de heparina), especialmente en combinación con soluciones ajustadas a un pH alcalino (pH de las soluciones para infusión de ciprofloxacino: 3,9-4,5). Duración del tratamiento: Adultos: La duración del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad, la respuesta clínica y los hallazgos bacteriológicos. Resulta esencial prolongar el tratamiento durante por lo menos 3 días tras la desaparición de la fiebre o los síntomas clínicos. Duración media del tratamiento: 1 día para gonorrea y cistitis agudas no complicadas, hasta 7 días para infecciones de riñón, tracto urinario y cavidad abdominal, el período entero de la fase neutropénica en pacientes cuyas defensas corporales se hallen debilitadas, un máximo de 2 meses para osteomielitis y 7-14 días para el resto de infecciones. En infecciones por estreptococos, el tratamiento debe prolongarse un mínimo de 10 días debido al riesgo de complicaciones tardías. Las infecciones causadas por clamidias también deben tratarse durante un período mínimo de 10 días. Niños: Fibrosis quística: El tratamiento de las reagudizaciones pulmonares de la fibrosis quística asociadas a infección por P. aeruginosa en los niños (de 5 a 17 años) se extenderá durante 10 a 14 días. Infecciones complicadas del tracto urinario o pielonefritis: Para las infecciones complicadas del tracto urinario o pielonefritis por E. coli. La duración del tratamiento es de 10-21 días. Carbunco por inhalación (postexposicional) de los adultos y niños: La duración total del tratamiento del carbunco por inhalación (tras la exposición) con ciprofloxacino (por vía i.v. u oral) es de 60 días. Insuficiencia renal y hepática: Adultos: 1. Función renal alterada: 1.1 Si el aclaramiento de creatinina se halla entre 31 y 60 ml/min/1,73m2, o si la concentración sérica de creatinina está entre 1,4 y 1,9 mg/100 ml, la dosis máxima diaria oral será de 1.000 mg/día y por vía intravenosa, de 800 mg. Si el aclaramiento de creatinina es igual o inferior a 30 ml/min/1,73m2 o si la concentración sérica de creatinina es igual o mayor de 2,0 mg/100 ml, la posología diaria máxima por vía oral será de 500 mg (para toda las formulaciones) y por vía intravenosa, de 400 mg. 2. Función renal alterada + hemodiálisis: Posología como en 1.2; en los días de diálisis, después de ésta. 3. Función renal alterada + diálisis peritoneal ambulatoria continua (CAPD): a) Adición de la solución de ciprofloxacino para infusión al dializado (intraperitoneal): 50 mg de ciprofloxacino / litro dializado, administrado 4 veces al día, cada 6 horas. b) Administración de comprimidos de ciprofloxacino recubiertos con película (por vía oral): 1 comprimido recubierto con película de 500 mg (o 2 comprimidos recubiertos con película de 250 mg). 4. Función hepática alterada: No precisa ajuste de dosis. 5. Funciones renal y hepática alteradas: Ajuste posológico según 1.1 y en 1.2. Niños: No se ha investigado la posología adecuada para los niños con función renal o hepática alterada.

Contraindicaciones.

El ciprofloxacino está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida al mismo, a otras quinolonas terapéuticas o a cualquiera de los excipientes. La administración concomitante de ciprofloxacino y tizanidina está contraindicada, pues puede seguirse de un incremento adverso de las concentraciones séricas de tizanidina asociado a efectos secundarios con repercusión clínica inducidos por tizanidina (hipotensión, somnolencia, sopor).

Reacciones adversas.

Las reacciones adversas al medicamento (RAM), basadas en todos los estudios clínicos con el ciprofloxacino (por vía oral y parenteral) y clasificadas según las categorías de frecuencia de CIOMS III, se enumeran a continuación (n total = 51721, fecha de clausura de los datos: 15 de mayo de 2005). Las RAM procedentes de notificaciones posteriores a la comercialización (estado: 31 de julio de 2005) se imprimen en cursiva.


Los efectos adversos siguientes pertenecen a una categoría superior de frecuencia en los subgrupos de pacientes que reciben tratamiento por vía intravenosa o secuencial (primero por vía intravenosa y luego oral).

Advertencias.

Uso Pediátrico: Como ocurre con todos los fármacos de este grupo, se ha demostrado que el ciprofloxacino produce una artropatía de las articulaciones que soportan el peso en animales inmaduros. El análisis de los datos conocidos sobre la seguridad del ciprofloxacino entre pacientes menores de 18 años, la mayoría de ellos con fibrosis quística, no muestra ningún indicio de daño cartilaginoso o articular relacionado con la medicación. No se ha investigado el uso del ciprofloxacino en indicaciones distintas a la reagudización pulmonar de la fibrosis quística causada por infecciones por P. aeruginosa (niños de 5 a 17 años), infecciones urinarias complicadas y pielonefritis por E. coli (niños de 1 a 17 años) y carbunco por inhalación (postexposicional). La experiencia clínica en otras indicaciones es limitada. La evaluación del riesgo y beneficio de la administración del ciprofloxacino a niños para la indicación del carbunco por inhalación (postexposicional) es favorable a su uso. Para más información sobre la posología pediátrica en el carbunco por inhalación (postexposicional), véase Posología y modo de administración y carbunco por inhalación. Citocromo P450: El ciprofloxacino es un conocido inhibidor moderado de las enzimas 1A2 del citocromo P450 (CYP). Por eso, se pondrá especial atención cuando se administren concomitantemente otros fármacos metabolizados por la misma vía enzimática (p. ej., teofilina, metilxantinas, cafeína, duloxetina...). La inhibición de la depuración metabólica de estos fármacos por el ciprofloxacino podría aumentar sus concentraciones plasmáticas y, con ello, sus efectos secundarios específicos. (Véase también Interacciones). Sistema gastrointestinal: En el caso de diarrea grave y persistente, durante o después del tratamiento, debe consultarse al médico dado que este síntoma puede enmascarar una enfermedad intestinal grave (colitis pseudomembranosa de riesgo vital con posible desenlace fatal) que requiera tratamiento urgente. En tal caso se debe interrumpir el tratamiento con ciprofloxacino e iniciar una terapia adecuada (p.ej. vancomicina, por vía oral, 4 x 250 mg/día). Están contraindicados los fármacos antiperistálticos. Puede producirse un aumento temporal de transaminasas, fosfatasa alcalina o ictericia colestática, especialmente en pacientes con lesión hepática previa. Sistema nervioso: Debido a la posible aparición de efectos secundarios relacionados con el sistema nervioso central en pacientes con antecedentes de crisis epilépticas o con historial de trastornos del sistema nervioso central (p.ej. bajo umbral convulsivo, historial clínico de trastornos convulsivos, riego sanguíneo cerebral reducido, alteración orgánica cerebral o accidente vascular cerebral), ciprofloxacino sólo debe utilizarse cuando los beneficios del tratamiento se consideren superiores a los riesgos. En determinadas ocasiones, las reacciones del sistema nervioso central se producen desde la primera administración de ciprofloxacino. El paciente depresivo o psicótico puede excepcionalmente llegar incluso a autolesionarse. En estos casos, debe interrumpirse el tratamiento con ciprofloxacino e informar inmediatamente al facultativo. Hipersensibilidad: En algunos casos, los casos de hipersensibilidad y reacción alérgica ocurrieron incluso tras la primera administración. Estas reacciones se notificarán de inmediato al médico. Las reacciones anafilácticas o anafilactoides pueden evolucionar excepcionalmente, a veces desde la primera administración, a shock con riesgo para la vida del paciente. En estos casos, debe interrumpirse el tratamiento con ciprofloxacino y se requiere tratamiento médico (p.ej. tratamiento del shock). Reacción en el lugar de inyección: Se han observado reacciones locales en el lugar de administración i.v. de ciprofloxacino. Estas reacciones ocurren con mayor frecuencia si el período de infusión es menor o igual a 30 minutos. Estas pueden manifestarse en forma de reacciones dérmicas locales que desaparecen rápidamente al terminar la infusión. Posteriores administraciones i.v. no están contraindicadas excepto si la reacción empeora o es recurrente. Sistema músculoesquelético: Ante cualquier síntoma de tendinitis (p.ej. tumefacción dolorosa), debe suspenderse la administración de ciprofloxacino, evitar el ejercicio físico y consultar al médico. Se ha observado rotura del tendón (predominantemente del tendón de Aquiles) principalmente en ancianos sometidos a un tratamiento sistémico previo con glucocorticoides. El dolor, la hinchazón, la inflamación y la rasgadura de tendones, como el de Aquiles, el hombro, la mano u otros, pueden tener lugar en pacientes que toman fluoroquinolonas. Los tendones son estructuras anatómicas que conectan los músculos a las articulaciones. Las señales o síntomas de ruptura de tendón pueden incluir un ruido seco o un chasquido en el área del tendón, hematomas después de una lesión en el área del tendón, incapacidad para mover el área afectada o para soportar peso. Las rupturas del tendón de Aquiles relacionadas con los fluoroquinolonas son entre tres y cuatro veces más frecuentes, especialmente en pacientes ancianos y en los pacientes tratados simultáneamente con corticosteroides, que los que suceden en pacientes que no toman estos medicamentos. La ruptura de tendones puede tener lugar durante o después de haber tomado fluoroquinolonas. Se ha informado sobre casos de ruptura de tendones hasta varios meses después de completar el tratamiento con fluoroquinolonas. Piel y tejidos blandos: Se ha demostrado que el ciprofloxacino produce reacciones de fotosensibilidad. Los pacientes en tratamiento con ciprofloxacino deben evitar la exposición directa y prolongada al sol o a la luz ultravioleta. Si se produce fotosensibilización (p.ej. reacciones cutáneas similares a quemaduras solares) deberá interrumpirse el tratamiento. Capacidad para conducir y utilizar maquinaria: La administración de ciprofloxacino, incluso en la dosis exacta prescrita, puede afectar la velocidad de reacción llegando a alterar la capacidad de conducir vehículos o manejar máquinas. Esta alteración se incrementa con la ingesta simultánea de alcohol. Carga de NaCl de la formulación i.v. (ampollas). En pacientes para los que la ingesta de sodio pueda resultar problemática por motivos médicos (pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva, insuficiencia renal, síndrome nefrótico, etc.), deberá tenerse en cuenta la carga adicional de sodio. A los profesionales de la salud: Cuando prescriba una fluoroquinolonas a su paciente, advertir que ante la presentación de síntomas sugestivos de tendinopatía (dolor en los tendones, especialmente el tendón de Aquiles que es el más frecuentemente afectado) y debe suspender su administración. Recomendar el reposo de la extremidad afectada, así como realizar una consulta al traumatólogo. A los pacientes: Las fluoroquinolonas son antimicrobianaos que pueden producir eventos adversos como la ruptura de tendón, el que más frecuentemente se afecta es el tendón de Aquiles, pero puede producirse también en el tendón del hombro o manos (cualesquiera de las articulaciones), estos eventos adversos son entre tres y cuatro veces más frecuentes que aquellos que suceden entre quienes no toman estos medicamentos. Si durante o después del tratamiento el paciente presenta dolor, hinchazón, o rasgadura en alguna articulación, debe suspender el medicamento y consultar inmediatamente con su médico tratante.

Interacciones.

La administración simultánea de ciprofloxacino (oral) y medicamentos o suplementos minerales que contengan cationes multivalentes (p.ej. calcio, magnesio, aluminio, hierro), polímeros captadores de fosfato (p. ej. sevelámero), sucralfato o antiácidos y fármacos altamente tamponados (p.ej. comprimidos de didanosina) que contengan magnesio, aluminio o calcio reduce la absorción del ciprofloxacino. Por consiguiente, el ciprofloxacino deberá administrarse bien 1-2 horas antes o, como mínimo, 4 horas después de la ingestión de dichos preparados. Esta restricción no se aplica a los antiácidos pertenecientes al tipo de los bloqueantes del receptor H2. Deberá evitarse la administración conjunta de productos lácteos o bebidas enriquecidas con minerales (p.ej. leche, yogur, zumo de naranja enriquecido con calcio) y ciprofloxacino ya que podría reducirse la absorción del ciprofloxacino. Sin embargo, el calcio contenido en la dieta como parte de los alimentos no afecta de modo significativo a la absorción del ciprofloxacino. La administración concomitante de ciprofloxacino y omeprazol conlleva una ligera reducción de la Cmax y la AUC del ciprofloxacino. La administración conjunta de ciprofloxacino y teofilina puede producir un aumento no deseado en los niveles séricos de teofilina. Esto puede conllevar efectos secundarios inducidos por la teofilina, que en muy raras ocasiones pueden comportar riesgo vital o resultados fatales. Si el uso conjunto de ambos productos es inevitable, deben comprobarse los niveles séricos de teofilina y reducir adecuadamente su dosificación. Estudios en animales han demostrado que la combinación de dosis elevadas de quinolonas (inhibidores de las girasas) y determinados agentes antiinflamatorios no esteroides (excepto el ácido acetilsalicílico) pueden provocar convulsiones. Se ha observado un aumento pasajero de la concentración sérica de creatinina cuando se administran simultáneamente ciprofloxacino y ciclosporina. Por lo tanto, es necesario realizar un control frecuente de las concentraciones séricas de creatinina en estos pacientes (dos veces por semana). La administración simultánea de ciprofloxacino y warfarina puede intensificar el efecto de esta última. En determinados casos, la administración conjunta de ciprofloxacino y glibenclamida puede intensificar el efecto de esta última (hipoglucemia). El probenecid interfiere en la secreción renal del ciprofloxacino. La administración conjunta de probenecid y ciprofloxacino aumenta las concentraciones séricas de ciprofloxacino. La excreción tubular renal del metotrexato puede verse inhibida por la administración concomitante de ciprofloxacino, resultando de ello niveles plasmáticos elevados de metotrexato, lo cual podría conllevar un mayor riesgo de reacciones tóxicas asociadas al metotrexato. Por tanto, habrá que controlar cuidadosamente a los pacientes en tratamiento con metotrexato cuando esté indicado un tratamiento concomitante con ciprofloxacino. La metoclopramida acelera la absorción del ciprofloxacino (oral) de manera que las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan con mayor rapidez. No se ha observado ningún efecto sobre la biodisponibilidad del ciprofloxacino. En un estudio clínico con sujetos sanos se observó que las concentraciones séricas de la tizanidina aumentaban (incremento de 7 veces de la Cmax, intervalo de 4 a 21; incremento de 10 veces el AUC, intervalo de 6 a 24) si se administraba ciprofloxacino al mismo tiempo. Asociado a este aumento en las concentraciones séricas se halló una potenciación de los efectos hipotensores y sedantes. La tizanidina no debe administrarse junto con el ciprofloxacino (véanse también las Contraindicaciones). En los estudios clínicos se ha señalado que el uso concomitante de la duloxetina con los inhibidores potentes de la isoenzima 1A2 del citocromo P450, como la fluvoxamina, puede aumentar los valores AUC y Cmax de la duloxetina. Aunque no se dispone de ningún dato clínico sobre la posible interacción con el ciprofloxacino, cabe esperar efectos similares durante la administración concomitante. Embarazo y lactancia: El ciprofloxacino no debe prescribirse a mujeres embarazadas o en período de lactancia, ya que no se dispone de experiencia sobre la seguridad del fármaco en estos grupos de pacientes y, según estudios en animales, no es posible descartar la posibilidad de que el fármaco cause lesiones en cartílagos articulares de organismos inmaduros. Los estudios en animales no han demostrado evidencia alguna de efectos teratogénicos (malformaciones).

Incompatibilidades.

La solución de ciprofloxacino para infusión es compatible con la solución salina fisiológica, la solución de Ringer y la solución de Ringer lactato, las soluciones de glucosa al 5% y al 10%, la solución de fructosa al 10% y la solución de glucosa al 5% con NaCl 0,225% o NaCl 0,45%. Si se mezclan las soluciones de ciprofloxacino para infusión con soluciones compatibles, las soluciones resultantes se administrarán lo antes posible después de la mezcla por razones microbiológicas y de fotosensibilidad. Salvo que se haya confirmado la compatibilidad con otras soluciones para infusión/fármacos, la solución para infusión se administrará siempre por separado. Los signos visuales de incompatibilidad comprenden, por ejemplo, precipitación, turbidez y cambio de color. La incompatibilidad también ocurre cuando las soluciones para infusión o los fármacos presentan inestabilidad física o química con el pH de la solución (p. ej., penicilinas, soluciones de heparina), sobre todo si se combinan con soluciones ajustadas a un pH alcalino (pH de las soluciones para la infusión de ciprofloxacino: 3,9-4,5). No se debe efectuar ninguna adición a la suspensión de ciprofloxacino final, mezclada.

Sobredosificación.

En ocasiones, en caso de sobredosis oral aguda, se ha observado toxicidad renal reversible. Por lo tanto, además de las medidas de emergencia rutinarias, se recomienda controlar la función renal y administrar antiácidos con magnesio o calcio que reduzcan la absorción del ciprofloxacino. Tras hemodiálisis o diálisis peritoneal sólo se elimina una pequeña cantidad de ciprofloxacino ( < 10%) del organismo. Los medicamentos deben mantenerse fuera del alcance de los niños. Venta con receta médica. Precauciones especiales de uso: Ciprofloxacino en solución para administración IV. Como la solución para infusión es fotosensible, los frascos de infusión se extraerán de la caja sólo inmediatamente antes de su uso. Con una luz natural se garantiza una eficacia completa durante 3 días. Instrucciones de manipulación (prospecto): Puede precipitar a la temperatura de almacenamiento en frío pero se disuelve nuevamente a la temperatura ambiente. No se recomienda, pues, conservar la solución para infusión en el frigorífico. Por razones de comodidad, el tapón del vial de infusión debe ser perforado por el anillo central. Si se perfora por el anillo externo, se puede dañar el tapón del vial.

Presentación.

CIPROXINA 100, 100 mg/50 ml Sol. para Inf. IV Caja con frasco ampolla x 50Ml CIPROXINA 200, 200 mg/100 ml Sol. para Inf. IV Caja con frasco ampolla x 100mL CIPROXINA 400, 400 mg/200 ml Sol. para Inf. IV Caja con frasco ampolla x 200mL.

CIPROXINA®

BAYER S.P.

Solución para infusión 200mg/100ml

Antibiótico de amplio espectro.

Composición.

Cada 100 ml de solución para infusión contiene 200 mg de ciprofloxacino. El contenido de cloruro de sodio es de 900 mg (15.4 mmol). Lista de excipientes: Solución de ácido láctico (20%). Cloruro de sodio. Ácido clorhídrico concentrado. Agua para inyectables. Forma farmacéutica: Solución para infusión intravenosa. Solución casi incolora a ligeramente amarillenta. El valor del pH de la solución para infusión varía de 3.9 a 4.5.

Farmacología.

Propiedades farmacodinámicas: Grupo farmacoterapéutico: Fluoroquinolonas, Código ATC: J01MA02. Mecanismo de acción: Como un antibiótico de fluoroquinolona, la acción bactericida del ciprofloxacino resulta de la inhibición de ambos, topoisomerasa tipo II (ADN girasa) y topoisomerasa IV, necesaria para la replicación, transcripción, recombinación y reparación del ADN bacteriano. Relación FC/FD: La eficacia depende principalmente de la relación entre la concentración sérica máxima (Cmáx) y la concentración inhibitoria mínima (CIM) de ciprofloxacino para un patógeno bacteriano y en la relación entre el área bajo la curva (ABC) y la concentración mínima inhibitoria. Mecanismo de resistencia: La resistencia in vitro a ciprofloxacino puede ser adquirida a través de un proceso gradual de mutación del ADN girasa y de la topoisomerasa IV. El grado de resistencia cruzada entre ciprofloxacino y otras fluoroquinolonas que resulta es variable. Las mutaciones únicas por lo general no provocan resistencia clínica, pero las mutaciones múltiples en general resultan en resistencia clínica a muchas o todas las sustancias activas dentro de la clase. La impermeabilidad de los mecanismos de la pared celular bacteriana y/o de la bomba de eflujo del principio activo podría tener un efecto variable sobre la susceptibilidad a las fluoroquinolonas. Esto depende de las propiedades fisicoquímicas de los distintos principios activos dentro de la clase y de la afinidad de los sistemas de transporte de cada principio activo. Todos los mecanismos in vitro de resistencia comúnmente se observan en aislados clínicos. Los mecanismos de resistencia que inactivan otros antibióticos, como los mecanismos de barrera de la permeabilidad (común en Pseudomonas aeruginosa) y de eflujo, pueden afectar la susceptibilidad al ciprofloxacino. Se ha reportado resistencia mediada por plásmidos codificados por genes qnr. Espectro de actividad antibacteriana: Los valores críticos separan cepas susceptibles de cepas con susceptibilidad intermedia y esta última de cepas resistentes:


La prevalencia de la resistencia adquirida puede variar geográficamente y con el tiempo para determinadas especies y la información local sobre la resistencia es deseable, sobre todo cuando se trata de infecciones graves. En caso necesario, se debe buscar consejo experto cuando la prevalencia local de la resistencia es tal que la utilidad del agente en por lo menos algunos tipos de infecciones es cuestionable. Agrupación de especies relevantes según la susceptibilidad de ciprofloxacino (para consultar las especies de Streptococcus, véase la Sección Advertencias)



Propiedades farmacocinéticas: Absorción: Después de una infusión intravenosa de ciprofloxacino, se alcanzó la media de las concentraciones séricas máximas al final de la infusión. La farmacocinética del ciprofloxacino es lineal en el intervalo de dosis hasta 400 mg, por vía intravenosa. La comparación de los parámetros farmacocinéticos de un régimen de dosis intravenosa dos veces al día y tres veces al día no mostró evidencia de acumulación de fármaco para el ciprofloxacino y sus metabolitos. Una infusión intravenosa de 60 minutos de 200 mg de ciprofloxacino y una administración oral de 250 mg de ciprofloxacino, ambas administradas cada 12 horas, produjo un área bajo la curva (ABC) tiempo-concentración sérica equivalente. Una infusión intravenosa de 60 minutos de 400 mg de ciprofloxacino cada 12 horas fue bioequivalente a una dosis oral de 500 mg cada 12 horas en relación al ABC. Una infusión intravenosa de 400 mg cada 12 horas resultó en una Cmáx similar a aquélla observada con una dosis oral de 750 mg. Una infusión de 60 minutos de 400 mg de ciprofloxacino cada 8 horas es equivalente a una dosis oral de 750 mg cada 12 horas en relación al ABC. Distribución: La unión a proteínas de ciprofloxacino es baja (20-30%). ciprofloxacino está presente en plasma en gran medida en una forma no ionizada y tiene un gran volumen de distribución estado estacionario de 2-3 L/kg de peso corporal. Ciprofloxacino alcanza altas concentraciones en una variedad de tejidos, como pulmón (líquido epiteliales, macrófagos alveolares, tejido de biopsia), senos nasales, lesiones inflamadas (líquido de ampolla por cantárida) y tracto urogenital (orina, próstata, endometrio), donde las concentraciones totales superan las concentraciones plasmáticas. Metabolismo: Se han reportado concentraciones bajas de cuatro metabolitos, identificadas como:desetilenociprofloxacina (M 1), sulfociprofloxacino (M 2), oxociprofloxacino (M 3) y formilciprofloxacino (M 4). Los metabolitos muestra actividad antimicrobiana in vitro pero en un menor grado que el compuesto original. El ciprofloxacino es conocido por ser un inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2. Eliminación: El ciprofloxacino se excreta principalmente inalterado tanto por vía renal y, en menor medida, por las heces


La depuración renal se encuentra entre 180-300 mL/kg/h y el aclaramiento corporal total se encuentra entre 480-600 mL/kg/h. El ciprofloxacino sufre tanto filtración glomerular como secreción tubular. La deficiencia renal grave conduce a una mayor vida media de ciprofloxacino de hasta 12 horas. La depuración no renal de ciprofloxacino se debe principalmente a una secreción y metabolismo transintestinal. El 1% de la dosis se excreta a través de la vía biliar. El ciprofloxacino está presente en la bilis en concentraciones elevadas. Pacientes pediátricos: Los datos farmacocinéticos en pacientes pediátricos son limitados. En un estudio realizado en niños (mayores a un año de edad), la Cmáx y el ABC no son dependientes de la edad. No se observó ningún incremento notable de la Cmáx y del ABC después de dosis múltiples (10 mg/kg tres veces al día). En 10 niños menores de 1 un año de edad con sepsis grave, la Cmáx fue de 6.1 mg/L (intervalo de 4.6-8.3 mg/L) después de una infusión intravenosa de 1 hora de 10 mg/kg en comparación con una Cmáx de 7.2 mg/L (intervalo de 4.7-11.8 mg/L) para niños entre 1 y 5 años de edad. Los valores del ABC fueron 17.4 mg*h/L (intervalo de 11.8-32.0 mg*h/L) y 16.5 mg*h/L (intervalo de 11.0-23.8 mg*h/L), respectivamente, en los grupos de edad mencionados. Estos valores se encuentran dentro del intervalo reportado para adultos en dosis terapéuticas equivalentes. Con base en un análisis farmacocinético poblacional de pacientes pediátricos con diversas infecciones, se calculó una vida media de aproximadamente 4-5 horas y la biodisponibilidad de la suspensión oral oscila entre aproximadamente 50 a 80%. Datos preclínicos sobre seguridad: Los datos no clínicos no revelaron algún riesgo especial para el ser humano con base en los estudios convencionales de toxicidad de dosis única, toxicidad de dosis repetidas, potencial carcinógeno o toxicidad reproductiva. Al igual que muchas otras quinolonas, el ciprofloxacino es fototóxico en animales en niveles de exposición clínica relevantes. Los datos sobre fotomutagenicidad/fotocarcinogenicidad muestran un débil efecto fotocarcinogenicidad o fotomutagenicidad de ciprofloxacino en experimentos in vitro y en animales. Este efecto fue comparable con aquélla de otros inhibidores de la girasa. Tolerabilidad articular: Como se reportó para otros inhibidores de la girasa, ciprofloxacino ocasiona daños en las articulaciones mayores que soportan el peso en animales inmaduros. El grado del daño del cartílago varía en función de la edad, especies animales experimentales y dosis; el daño puede reducirse eliminado el peso de las articulaciones. Estudios con animales maduros (rata, perro) no revelaron ninguna evidencia de lesiones del cartílago. En un estudio realizado en perros beagle jóvenes, el ciprofloxacino en dosis terapéuticas causó un grave daño articular después de dos semanas de tratamiento que aún se encontraba presente después de 5 meses.

Indicaciones.

Ciproxina 200 está indicada para el tratamiento de las siguientes infecciones (véase las Secciones Advertencias y Propiedades farmacodinámicas). Debe prestarse especial atención a la información disponible sobre la resistencia antes de iniciar la terapia. Se debe considerar la guía oficial sobre el uso adecuado de antibióticos. Adultos: Infecciones de las vías respiratorias inferiores debido a bacterias Gram- negativas. Exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Infecciones broncopulmonares de la fibrosis quística o de las bronquiectasias. Neumonía. Otitis media supurativa crónica. Exacerbación aguda de la sinusitis crónica especialmente si es causada por bacterias Gram-negativas. Infección del tracto urinario. Infecciones del tracto genital. Orquiepididimitis, incluyendo casos causados por cepas sensibles de Neisseria gonorrhoeae. Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), incluyendo casos causados por cepas sensibles de Neisseria gonorrhoeae. Infecciones del tracto gastrointestinal (por ejemplo, diarrea del viajero). Infecciones intra-abdominales. Infecciones de piel y tejidos blandos causadas por bacterias Gram- negativas. Otitis externa maligna. Infecciones de huesos y articulaciones. Inhalación de agentes patógenos de carbunco (profilaxis y tratamiento curativo post-exposición). Se puede emplear ciprofloxacino para tratar pacientes neutropénicos con fiebre probablemente causada por una infección bacteriana. Población pediátrica: Infecciones broncopulmonares por Pseudomonas aeruginosa en el tratamiento de la fibrosis quística. Infecciones complicadas de vías urinarias y pielonefritis. Inhalación de agentes patógenos de carbunco (profilaxis y tratamiento curativo post-exposición). Ciprofloxacino también puede utilizarse para el tratamiento de infecciones graves en niños y adolescentes cuando se considera necesario. Debe iniciarse un tratamiento indicado sólo por médicos con experiencia en el tratamiento de la fibrosis quística y/o infecciones graves en niños y adolescentes (véase las Secciones Advertencias y Propiedades farmacodinámicas).

Dosificación.

La dosis es determinada por la indicación, la gravedad y el sitio de infección, la susceptibilidad a ciprofloxacino del/de los organismo(s) causal(es), la función renal del paciente y, en niños y adolescentes, el peso corporal. La duración del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad y en el curso clínico y bacteriológico. Después del inicio intravenoso de la terapia, el tratamiento puede cambiarse a comprimidos o suspensión si está clínicamente indicado y a juicio del médico. El cambio de tratamiento IV a la forma oral de administración debe llevarse a cabo tan pronto como sea posible. En casos severos o si el paciente es incapaz de tomar los comprimidos (por ejemplo. pacientes con nutrición enteral), se recomienda iniciar terapia con ciprofloxacino intravenosa hasta que sea posible la administración oral. El tratamiento de infecciones debidas a ciertas bacterias (por ejemplo, Pseudomonas aeruginosa, Acinetobacter o Staphylococci) puede requerir dosis más altas de ciprofloxacino y coadministración de otros agentes antibacterianos adecuados. El tratamiento de algunas infecciones (por ejemplo, enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), infecciones intra-abdominales, infecciones en pacientes neutropénicos e infecciones de huesos y articulaciones) puede requerir la coadministración de otros agentes antibacterianos apropiados dependiendo según los patógenos implicados. Adultos


Población pediátrica:


Pacientes geriátricos: Los pacientes geriátricos deben recibir una dosis seleccionada de acuerdo a la severidad de la infección y a la depuración de creatinina del paciente. Insuficiencia renal y hepática: Dosis recomendadas de inicio y mantenimiento para pacientes con deterioro de la función renal:


En pacientes con insuficiencia hepática no se requiere ajuste de dosis. No se ha estudiado la dosificación en niños con insuficiencia renal y/o hepática. Método de administración: Ciproxina 200 se debe inspeccionar visualmente antes de su uso. No se debe usar si la solución para infusión es turbia. Ciprofloxacino se debe administrar por infusión intravenosa. Para niños, el tiempo de duración de la infusión es de 60 minutos. En pacientes adultos, el tiempo de duración de la infusión es de 30 minutos para Ciproxina 200. La infusión lenta en una vena mayor podría minimizar las posibles molestias para el paciente y reducir el riesgo de irritación venosa. La solución para infusión puede ser infundida ya sea directamente o después de la mezcla con otras soluciones para infusión compatibles (véase la Sección Precauciones especiales de eliminación y manipulación).

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al principio activo, a otras quinolonas o a cualquiera de los excipientes (véase la Sección Lista de excipientes). Administración concomitante de ciprofloxacino y tizanidina (véase la Sección Interacciones).

Efectos indeseables.

Las reacciones adversas al medicamento (RAM) más comúnmente reportadas son náuseas, diarrea, vómito, incremento transitorio de las transaminasas, erupción cutánea y reacciones a la inyección y en el sitio de la inyección. Las RAMs derivadas de los estudios clínicos y de la vigilancia posterior a la comercialización de ciprofloxacino de Bayer (terapia oral, intravenosa y secuencial) se enumeran a continuación, dispuestos por grupos de frecuencia. El análisis de la frecuencia toma en cuenta los datos tanto del uso oral como intravenoso de ciprofloxacino.


Los siguientes efectos no deseados tienen una categoría de frecuencia más alta en el subgrupo de pacientes que recibieron tratamiento intravenosa o secuencial (intravenosa a oral):


Pacientes pediátricos: La incidencia antes mencionada de artropatía se refiere a los datos reunidos en estudios con adultos. En niños, la artropatía se ha reportada frecuentemente (véase la Sección Advertencias).

Advertencias.

Infecciones graves e infecciones mixtas con bacterias Gram positivas y patógenos anaerobios: La monoterapia con ciprofloxacino no es adecuada para el tratamiento de infecciones graves e infecciones que pueden deberse a bacterias Gram- positivas o patógenos anaerobios. En dichas infecciones, ciprofloxacino debe coadministrarse con otros agentes antibacterianos. Infecciones estreptocócicas (incluyendo Streptococcus pneumoniae): Ciprofloxacino no se recomienda para el tratamiento de infecciones estreptocócicas debida a su eficacia inadecuada. Infección del tracto genital: La Orquiepididimitis y la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) pueden ser causadas por cepas resistentes a las fluoroquinolonas de Neisseria gonorrhoeae. Por lo tanto, a menos que pueda excluirse la Neisseria gonorrhoeae resistente a ciprofloxacino, se debe considerar el ciprofloxacino como tratamiento por presunta orquiepididimitis y enfermedad inflamatoria pélvica sólo en combinación con otro antibiótico apropiado (por ejemplo, cefalosporina). Si no se consigue una mejoría clínica después de 3 días de tratamiento, se debe reconsiderar la terapia. Infección del tracto urinario: Resistencia a fluoroquinolonas de la Escherichia coli - El patógeno más común en las infecciones del tracto urinario, que difiere en la Unión Europea. Se recomienda a los prescriptores tomar en cuenta la prevalencia local de la resistencia de la Escherichia coli a las fluoroquinolonas. Infecciones intra-abdominales: Existen pocos datos sobre la eficacia del ciprofloxacino para el tratamiento de infecciones intra-abdominales postoperatorias. Diarrea del viajero: La elección del ciprofloxacino deberá tener en cuenta la información sobre la resistencia al ciprofloxacino en los patógenos relevantes en los países visitados. Infecciones de huesos y articulaciones: Ciprofloxacino se debe utilizar en combinación con otros agentes antimicrobianos en función de los resultados de las pruebas microbianas. Inhalación de agentes patógenos de carbunco: El uso en seres humanos se basa principalmente en pruebas de susceptibilidad in vitro y en datos experimentales en animales junto con datos en humanos limitados. Los médicos tratantes deben referirse a las guías clínicas nacionales y/o internacionales relevantes sobre el tratamiento. Población pediátrica: El uso de ciprofloxacino en niños y adolescentes deben seguir las guías oficiales. El tratamiento con ciprofloxacino debe ser indicado sólo por médicos con experiencia en el tratamiento de la fibrosis quística y/o infecciones graves en niños y adolescentes. En estudios con animales, ciprofloxacino ha demostrado que puede causar artropatía en las articulaciones que soportan el peso de animales inmaduros. Los datos de seguridad de un estudio clínico doble ciego y aleatorizado del uso de ciprofloxacino en niños (ciprofloxacino: n=335, edad media = 6.3 años; grupo control: n=349, edad media = 6.2 años; intervalo de edad = 1 a 17 años) revelaron una incidencia de probable artropatía relacionada con el medicamento (discernida a partir de hallazgos clínicos) el día +42 de 7.2% y 4.6%, respectivamente. La incidencia de artropatía relacionada con el medicamento en el seguimiento de 1 año fue de 9.0% y 5.7%, respectivamente. El incremento de los casos probablemente relacionados con el medicamento con el tiempo no fue estadísticamente significativo entre los dos grupos. Ciprofloxacino debe utilizarse sólo después de una cuidadosa evaluación del riesgo/beneficio debido a los posibles eventos adversos relacionados con las articulaciones y/o el tejido circundante. Infecciones broncopulmonares en la fibrosis quística: Los estudios clínicos incluyeron niños y adolescentes de 5-17 años. Sólo se dispone de experiencia limitada en el tratamiento de niños entre 1 y 5 años de edad. Infecciones complicadas de vías urinarias y pielonefritis: El tratamiento con ciprofloxacino de las infecciones del tracto urinario debe considerarse cuando no es posible emplear otros tratamientos y debe basarse en los resultados de pruebas microbiológicas. Los estudios clínicos incluyeron niños y adolescentes de 1-17 años. Otras infecciones específicas graves: Otras infecciones graves de acuerdo con la guía oficial o después de una detenida evaluación del riesgo/beneficio cuando no es posible emplear otros tratamientos o después del fracaso del tratamiento convencional y cuando los resultados de pruebas microbiológicas justifican el uso de ciprofloxacino. No se ha evaluado el uso de ciprofloxacino para infecciones específicas graves diferentes a aquéllas mencionados anteriormente en estudios clínicos y la experiencia clínica es limitada. Por lo tanto, se recomienda precaución al tratar a pacientes con estas infecciones. Hipersensibilidad: Se pueden presentar hipersensibilidad y reacciones alérgicas, incluyendo anafilaxia y reacciones anafilactoides, incluso sólo después de una sola dosis (véase la Sección Efectos indeseables) y pueden ser mortales. Si se produce una reacción de este tipo, se debe interrumpir el uso de ciprofloxacino y se requiere tratamiento médico adecuado. Sistema musculoesquelético: Generalmente, no debe emplearse ciprofloxacino en pacientes con una historia positiva de enfermedades/trastornos del tendón relacionados con el tratamiento con quinolonas. No obstante, en casos muy raros, después de la investigación microbiológica del organismo causal y de la evaluación de la relación riesgo/beneficio, es posible prescribir ciprofloxacino a estos pacientes para el tratamiento de ciertas infecciones graves, especialmente en caso de fracaso de la terapia estándar o resistencia bacteriana, donde los datos microbiológicos justifican el uso de ciprofloxacino. Es posible que se presente tendinitis y ruptura de tendones (especialmente del tendón de Aquiles), a veces bilateral, durante el tratamiento con ciprofloxacino desde las primeras 48 horas del inicio del tratamiento. La tendinitis y la ruptura de tendones pueden ocurrir hasta varios meses después de la interrupción del tratamiento con ciprofloxacino. El riesgo de tendinopatía puede ser mayor en pacientes de edad avanzada o en pacientes tratados concomitantemente con corticosteroides (véase la Sección Efectos indeseables). Con cualquier signo de tendinitis (por ejemplo, inflamación hinchazón dolorosa, inflamación), el tratamiento con ciprofloxacino debe interrumpirse inmediatamente. Debe tenerse cuidado de inmovilizar la extremidad afectada. Ciprofloxacino debe usarse con precaución en pacientes con miastenia gravis (véase la Sección Efectos indeseables). Fotosensibilidad: Se ha demostrado que ciprofloxacino causa reacciones de fotosensibilidad. Se debe informar a los pacientes que toman ciprofloxacino que deben evitar la exposición prolongada al sol o a la radiación UV durante el tratamiento (véase la Sección Efectos indeseables). Sistema nervioso central: Al igual que otras quinolonas, ciprofloxacino es conocido por ser capaz de desencadenar convulsiones o disminuir el umbral convulsivo. Se han reportado casos de status epilepticus. Por lo tanto, se debe utilizar ciprofloxacino con precaución en pacientes con trastornos del sistema nervioso central con predisposición a convulsiones. Si se presentan convulsiones, se debe interrumpir inmediatamente el tratamiento con ciprofloxacino (véase la Sección Efectos indeseables). Se pueden presentar reacciones psiquiátricas, incluso después de la primera administración de ciprofloxacino. En casos raros, la depresión o la psicosis pueden estar acompañadas por pensamientos/ideaciones suicidas, que posiblemente culminaría en un intento o consumación de suicidio. En tales casos, se debe interrumpir inmediatamente el tratamiento con ciprofloxacino. Se han reportado casos de polineuropatía (con base en síntomas neurológicos, como dolor, ardor, trastornos sensoriales o debilidad muscular, solos o en combinación) en pacientes que reciben ciprofloxacino. Se debe interrumpir el tratamiento con ciprofloxacino en pacientes que experimentan síntomas de neuropatía, incluyendo dolor, ardor, hormigueo, adormecimiento y/o debilidad, con el fin de evitar el desarrollo de daños irreversibles (véase la Sección Efectos indeseables). Trastornos cardíacos: Se recomienda precaución cuando se administren fluoroquinolonas, incluyendo ciprofloxacino, en pacientes con factores de riesgo conocidos en relación a la prolongación del intervalo QT, como: Síndrome del síndrome del QT largo: El uso concomitante de medicamentos conocidos por prolongar el intervalo QT (por ejemplo, antiarrítmicos clase IA y clase III, antidepresivos tricíclicos, macrólidos, antipsicóticos) desequilibrio electrolítico no corregido (por ejemplo, hipocaliemia, hipomagnesemia). Enfermedades cardíacas (por ejemplo, insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio, bradicardia). Los pacientes de edad avanzada y las mujeres pueden ser más sensibles a medicamentos que prolongan el intervalo QTc. Por lo tanto, se debe tener cuidado al usar las fluoroquinolonas, incluyendo ciprofloxacino, en esta población. (Véase la Sección Advertencias Pacientes geriátricos, Sección Interacciones, Efectos indeseables, Sobredosis). Sistema gastrointestinal: La ocurrencia de diarrea grave y persistente durante o después del tratamiento (incluso varias semanas después del tratamiento) puede indicar colitis asociada a medicamentos (potencialmente mortal con un resultado fatal) que requiere tratamiento inmediato (véase la Sección Efectos indeseables). En tales casos, se debe interrumpir inmediatamente el tratamiento con ciprofloxacino y se debe iniciar una terapia adecuada. Los medicamentos antiperistálticos están contraindicados en esta situación. Trastornos renales y urinarios: Se ha reportado cristaluria relacionada con el uso de ciprofloxacino (véase la Sección Efectos indeseables). Los pacientes que reciban ciprofloxacino deben estar bien hidratados y se debe evitar la alcalinidad excesiva de la orina. Deterioro de la función renal: Debido a que el ciprofloxacino se excreta en gran parte inalterado a través de la vía renal, se debe ajustar la dosis en pacientes con deterioro de la función renal, como se describe en la Sección Advertencias, con el fin de evitar un aumento en el número de reacciones adversas debidas a la acumulación de ciprofloxacino. Sistema hepatobiliar: Se han reportado casos de necrosis hepática y falla hepática potencialmente mortal con el uso de ciprofloxacino (véase la Sección Efectos indeseables). En caso de cualquier signo y síntoma de enfermedad hepática (como anorexia, ictericia, orina oscura, prurito o sensibilidad en el abdomen), se debe interrumpir el tratamiento. Deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa: Se han reportado reacciones hemolíticas durante el tratamiento con ciprofloxacino en pacientes con deficiencia de deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. Se debe evitar el uso de ciprofloxacino en estos pacientes, a menos que se considere que el potencial beneficio compensa el riesgo posible. En este caso, se debe monitorear la posible ocurrencia de hemólisis. Resistencia: Durante o después del tratamiento con ciprofloxacino, se pueden aislar las bacterias que muestran resistencia a ciprofloxacino, con o sin una superinfección clínicamente evidente. Existe un particular riesgo de selección de bacterias resistentes a ciprofloxacino durante períodos prolongados de duración del tratamiento y/o al tratar infecciones nosocomiales y/o infecciones causadas por especies de Staphylococcus y Pseudomonas. Citocromo P450: Ciprofloxacino inhibe el CYP1A2 y, por lo tanto, puede causar el incremento de la concentración sérica de las sustancias administradas concomitantemente metabolizadas por esta enzima (por ejemplo, teofilina, clozapina, olanzapina, ropinirol, tizanidina, duloxetina). La administración conjunta de ciprofloxacino y tizanidina está contraindicada. Por lo tanto, se debe monitorear estrechamente a los pacientes administrados con estas sustancias de forma concomitante con ciprofloxacino para identificar signos de sobredosis y puede ser necesario determinar las concentraciones séricas (por ejemplo, teofilina) (véase la Sección Interacciones). Metotrexato: No se recomienda el uso concomitante de ciprofloxacino con metotrexato (véase la Sección Interacciones). Interacciones con pruebas de laboratorio: La actividad in vitro de ciprofloxacino contra el Mycobacterium tuberculosis puede dar resultados falsos negativos de pruebas bacteriológicas en muestras de pacientes que actualmente toman ciprofloxacino. Reacciones en el sitio de la inyección: Se ha reportado irritación venosa con el uso intravenoso de ciprofloxacino. Estas reacciones son más frecuentes si el tiempo de infusión es de 30 minutos o menos. Pueden aparecer como reacciones locales de la piel que se resuelven con rapidez después del término de la perfusión. El uso intravenoso posterior no está contraindicado, a menos que las reacciones se repitan o empeoren. Carga de ClNa: En pacientes para los que la ingesta de sodio es de preocupación médica (pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia renal, síndrome nefrótico, etc.), se debe tomar en cuenta la carga adicional de sodio (para consultar el contenido de cloruro de sodio, véase la Sección Composición).

Interacciones.

Efectos de otros medicamentos sobre ciprofloxacino: Medicamentos que prolongan el intervalo QT: Al igual que otras fluoroquinolonas, el ciprofloxacino debe utilizarse con precaución en pacientes que reciben medicamentos que se conoce que prolongan el intervalo QT (por ejemplo, antiarrítmicos clase IA y clase III, antidepresivos tricíclicos, macrólidos, antipsicóticos) (véase la Sección Advertencias). Probenecid: El probenecid interfiere con la secreción renal del ciprofloxacino. La coadministración de probenecid y ciprofloxacino aumenta las concentraciones séricas de ciprofloxacino. Efectos de ciprofloxacino sobre otros medicamentos: Tizanidina: La tizanidina no debe administrarse junto con ciprofloxacino (véase la Sección 4.3). En un estudio clínico con sujetos sanos, se observó un incremento en la concentración sérica de tizanidina (Incremento de la Cmáx: 7 veces, rango: 4 a 21 veces; incremento del ABC: 10 veces, rango: 6 a 24 veces) cuando se administra de manera concomitante con ciprofloxacino. El incremento de la concentración sérica de tizanidina está asociado con un efecto potenciado hipotensor y sedante. Metotrexato: La administración concomitante de ciprofloxacino puede inhibir el transporte tubular renal de metotrexato, que puede resultar en el incremento del nivel en plasma de metotrexato y un aumento del riesgo de reacciones tóxicas relacionadas con el metotrexato. No se recomienda el uso concomitante (véase la Sección Advertencias). Teofilina: La administración concomitante de ciprofloxacino y teofilina puede causar un aumento no deseado de la concentración sérica de teofilina. Esto puede conducir a efectos secundarios inducidos por la teofilina que rara vez amenazan la vida o son fatales. Durante la coadministración, se deben monitorear las concentraciones séricas de teofilina y se debe reducir la dosis de teofilina de acuerdo a necesidad (véase la Sección Advertencias). Otros derivados de la xantina: Durante la administración concurrente de ciprofloxacino y cafeína o pentoxifilina (oxpentifilina), se ha reportado el incremento de las concentraciones séricas de estos derivados de la xantina. Fenitoína: La administración simultánea de ciprofloxacino y fenitoína puede resultar el incremento o reducción de los niveles séricos de fenitoína, de manera que se recomienda el monitoreo de los niveles del medicamento. Ciclosporina: Se observó un aumento transitorio en la concentración sérica de creatinina cuando se administró ciprofloxacino y ciclosporina concomitantemente. Por lo tanto, es necesario monitorear periódicamente las concentraciones séricas de creatinina en estos pacientes (dos veces por semana). Antagonistas de la vitamina K: La administración concomitante de ciprofloxacino y un antagonista de la vitamina K puede potenciar el efecto anticoagulante. El riesgo puede variar con la infección subyacente, la edad y el estado general del paciente, haciendo que contribución de ciprofloxacino al incremento del INR (international normalised ratio) sea difícil de evaluar. Se recomienda el monitoreo frecuente del INR en pacientes que reciben un antagonista de la vitamina K (por ejemplo, warfarina, acenocumarol, fenprocumón o fluindiona) durante y poco después del término del tratamiento con ciprofloxacino. Glibenclamida: En casos individuales, la administración conjunta de medicamentos basados en ciprofloxacino y glibenclamida podrían potenciar el efecto de la glibenclamida (hipoglucemia). Duloxetina: Estudios clínicos han revelado que el uso concomitante de duloxetina y de inhibidores potentes de la isoenzima CYP450 1A2, como la fluvoxamina, puede aumentar el ABC y la Cmáx de duloxetina. Aunque no se dispone de datos clínicos que sugieran una posible interacción con ciprofloxacino, se pueden esperar efectos similares de la administración concomitante (véase la Sección Advertencias). Ropinirol: En un estudio clínico se demostró que el uso concomitante de ropinirol con ciprofloxacino, un inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2, resulta en un aumento de la Cmáx y del ABC de ropinirol en un 60% y 84%, respectivamente. Se recomienda un monitoreo y ajuste apropiados de la dosis de ropinirol durante y poco después del término del tratamiento con ciprofloxacino (véase la Sección Advertencias). Lidocaína: El uso concomitante de medicamentos basados en la lidocaína y ciprofloxacino, un inhibidor moderado de la isoenzima CYP450 1A2, reduce el aclaramiento de la lidocaína intravenosa en un 22% en sujetos sanos. Aunque el tratamiento con lidocaína fue bien tolerado, la administración concomitante puede provocar una potencial interacción con ciprofloxacino asociada con efectos secundarios. Clozapina: Después de la administración concomitante de 250 mg de ciprofloxacino con clozapina durante 7 días, las concentraciones séricas de clozapina y N-desmetilclozapina se incrementaron en un 29% y 31%, respectivamente. Se aconseja la vigilancia clínica y el ajuste adecuado de la dosis de clozapina durante y poco después del tratamiento con ciprofloxacino (véase la Sección Advertencias). Sildenafilo: La Cmáx y el ABC de sildenafilo se incrementaron en aproximadamente dos veces en sujetos sanos administrados con 50 mg por vía oral al mismo tiempo que 500 mg de ciprofloxacino. Por lo tanto, se requiere precaución cuando se prescribe ciprofloxacino concomitantemente con sildenafilo y se deben considerar cuidadosamente los riesgos y beneficios. Embarazo y lactancia: Embarazo: Los datos disponibles sobre la administración de ciprofloxacino a mujeres embarazadas no muestran evidencia de toxicidad malformativa ni fetal/neonatal con ciprofloxacino. Los estudios en animales no muestran efectos nocivos directos o indirectos en relación a la toxicidad reproductiva. En animales juveniles y prenatales expuestos a quinolonas, se han observado efectos en cartílago inmaduro. Por lo tanto, no puede excluirse que el medicamento causa daños en el cartílago articular en el cuerpo/feto de niños o adolescentes (véase la Sección Datos preclínicos sobre seguridad). Como medida de precaución, es preferible evitar el uso de ciprofloxacino durante el embarazo. Lactancia: Ciprofloxacino se excreta en la leche humana. Debido al riesgo potencial de daño articular, no se debe administrar ciprofloxacino durante la lactancia. Efectos en la capacidad para conducir y operar máquinas: Debido a sus efectos neurológicos, ciprofloxacino puede afectar el tiempo de reacción. Por tanto, se puede afectar la capacidad para conducir y operar máquinas.

Incompatibilidades.

Este medicamento no debe mezclarse con otros productos farmacéuticos, excepto aquéllos mencionados en la Sección Precauciones especiales de eliminación y manipulación. A menos que se haya confirmado la compatibilidad con otras soluciones/medicamentos, la solución para infusión siempre debe administrarse por separado. Los signos visuales de incompatibilidad son, por ejemplo, precipitaciones, turbidez y decoloración. La incompatibilidad se produce con todas las soluciones para infusión/medicamento que son físicamente o químicamente inestables en el pH de las soluciones (por ejemplo, penicilinas, soluciones de heparina), especialmente en combinación con soluciones ajustadas en un pH alcalino (pH de soluciones de ciprofloxacino: 3.9 - 4.5).

Conservación.

Mantener el producto en el estuche para protegerlo de la luz. No refrigerar o congelar. Vida útil: 4 años. La estabilidad química y física en uso se ha demostrado durante 24 horas a temperatura ambiente (temperatura menor a 30°C). Desde el punto de vista microbiológico, a menos que el método de apertura y mezcla con otras soluciones para infusión impida el riesgo de contaminación microbiana, el producto debe utilizarse inmediatamente después de abrir el producto. Si no se usa inmediatamente, el tiempo y las condiciones de almacenamiento en uso son responsabilidad del usuario. Precauciones especiales de eliminación y manipulación: La solución de ciprofloxacino para infusión es compatible con solución Ringer, solución Ringer lactato, soluciones de glucosa 5% y 10% y soluciones de fructosa 5% y 10%. Cuando las soluciones de ciprofloxacino para infusión se mezclan con otras soluciones compatibles para infusión, estas soluciones deben administrarse directamente después de la mezcla adicionada por razones microbiológicas y de fotosensibilidad. Debido a que la solución para infusión es sensible a la luz, los frascos deben extraerse de la caja exterior sólo para su uso. A la luz del día, la eficacia completa de la solución está garantizada durante un período de 3 días. Para uso único. A temperaturas bajas, pueden producirse precipitaciones; estas pueden volver a disolverse a temperatura ambiente. Conservar a temperatura no mayor a 30°C. Para un uso más sencillo, el tapón del frasco de la infusión debe penetrase en el anillo central. La penetración del anillo exterior puede provocar daños en el tapón del frasco. Se debe desechar cualquier solución no utilizada.

Sobredosificación.

Se reportó que una sobredosis de 12 g resultó en síntomas leves de toxicidad. Se reportó que una sobredosis aguda de 16 g causó insuficiencia renal aguda. Los síntomas de la sobredosis son mareo, temblores, cefalea, cansancio, convulsiones, alucinaciones, confusión, malestar abdominal, insuficiencia renal y hepática, así como cristaluria y hematuria. Se ha reportado toxicidad renal reversible. Además de medidas de emergencia de rutina, como el vaciamiento gástrico seguido de la administración de carbón activado, se recomienda monitorear la función renal, incluyendo el pH en orina y acidificar, si es necesario, para evitar la cristaluria. Los pacientes deben mantenerse bien hidratados. Los antiácidos de calcio o magnesio pueden reducir teóricamente la absorción de ciprofloxacino de una sobredosis. Sólo una pequeña cantidad de ciprofloxacino ( < 10%) se elimina con hemodiálisis o diálisis peritoneal. En caso de sobredosis, se debe iniciar el tratamiento sintomático. Se debe llevar a cabo el monitoreo con ECG debido a la posibilidad de la prolongación del intervalo QT.

Presentación.

Frasco de vidrio tipo 2 Incoloro siliconado en el interior con tapón de clorobutilo gris siliconado y tapa de PTFE siliconado tipo I. Caja con 1 frasco de vidrio x 100 mL de solución para infusión intravenosa.

¿Qué es P.R.Vademécum?