NORMOLIP®

CARDIOPHARM

Antihiperlipidémico.

Composición.

Cada cápsula 200 mg de fenofibrato; excipientes c.s.p.

Farmacología.

Propiedades farmacodinámicas: Agentes hipolipidemiantes. Reductores de las tasas de colesterol y triglicéridos. Fibratos. Código ATC: C10 AB 05. El fenofibrato es un derivado del ácido fíbrico cuyo efecto sobre los lípidos en humanos se realiza mediante la activación del receptor de la actividad proliferativa de los peroxisomas "Peroxisome Proliferator Activated Receptor type a = PPARa". Gracias a la activación del PPARa, el fenofibrato hace aumentar la lipólisis y la eliminación de las partículas aterogénicas ricas en triglicéridos del plasma, activando la lipoproteín lipasa y reduciendo la producción de la apoproteína CIII. La activación del PPARa favorece también el aumento de la síntesis de las apoproteínas AI y AII. Ambos efectos del fenofibrato sobre las lipoproteínas conducen a la reducción de las fracciones de baja y muy baja densidad (VLDL y LDL) que contienen la lipoproteína B y a un aumento de la fracción lipoproteínica de alta densidad (HDL) que contiene las apoproteínas AI y AII. Además, mediante la modulación de la síntesis y del catabolismo de las VLDL, el fenofibrato aumenta el aclaramiento de las LDL, reduciendo los niveles de partículas pequeñas y densas de las LDL, que suelen estar elevados en los fenotipos de lipoproteínas aterogénicas, trastorno común en los pacientes con riesgo cardiovascular. Durante los ensayos clínicos llevados a cabo con fenofibrato, el nivel de colesterol total disminuyó entre el 20 y el 25%, el de los triglicéridos entre un 40 y un 55% y el del HDL colesterol aumentó entre un 10 y un 30%. En los pacientes hipercolesterolémicos, los niveles de LDL-colesterol disminuyeron entre un 20 y un 35%, y el efecto global sobre el colesterol dio como resultado una disminución de los cocientes colesterol total/colesterol HDL, LDL-colesterol/HDL-colesterol, o Apo B/Apo AI, todos ellos indicadores del riesgo aterógeno. Debido a estos efectos sobre el LDL-colesterol y sobre los triglicéridos, el tratamiento con fenofibrato puede ser beneficioso en pacientes hipercolesterolémicos con o sin hipertrigliceridemia asociada, incluidas las hiperlipoproteinemias secundarias tales como la de la diabetes mellitus de tipo 2. Existen evidencias de que el tratamiento con fibratos puede reducir los episodios de cardiopatía coronaria pero no se ha demostrado que reduzca la mortalidad por cualquier causa en la prevención primaria y secundaria de la enfermedad cardiovascular. El estudio de lípidos ACCORD (Action to Control Cardiovascular Risk in Diabetes) fue un estudio aleatorizado y controlado por placebo de 5518 enfermos de diabetes mellitus tipo 2 tratados con fenofibrato además de simvastatina. El tratamiento de fenofibrato más simvastatina no mostró ninguna diferencia significativa comparada con la monoterapia de simvastatina en los resultados primarios compuestos de infarto de miocardio no mortal, ictus no mortal y muerte cardiovascular (índice de riesgo [HR] 0,92, 95% IC 0,79-1,08, p = 0,32; reducción absoluta de riesgo: 0,74%). En el subgrupo previamente especificado de enfermos dislipidémicos, definidos como los pertenecientes al tercio inferior de HDL-C (≤34 mg/dl o 0,88 mmol/L) y el tercio superior de TG (≥204 mg/dl ó 2,3 mmol/L) al inicio, el tratamiento de fenofibrato más simvastatina demostró una reducción relativa del 31% comparado con la monoterapia de simvastatina en el resultado primario compuesto (índice de riesgo [HR] 0,69, 95% IC 0,49-0,97, p = 0,03; reducción de riesgo absoluto: 4,95%). En el análisis de otro subgrupo previamente especificado se identificó una interacción del tratamiento-por-género estadísticamente significativa (p = 0,01) que indica una posible ventaja de la politerapia en hombres (p=0,037) pero un riesgo potencialmente mayor en los resultados primarios en las mujeres tratadas con politerapia comparado con la monoterapia de simvastatina (p=0,069). Esto no se observó en el antedicho subgrupo de dislipidémicos pero tampoco hubo muestras claras de ventajas para las mujeres dislipidémicas tratadas con fenofibrato más simvastatina, y no se puede excluir un posible efecto nocivo en este subgrupo. Los depósitos de colesterol extravasculares (xantomas tendinosos y tuberosos) pueden sufrir, bajo tratamiento con fenofibrato, una reducción importante e incluso una desaparición total. Pacientes con elevados niveles de fibrinógeno tratados con fenofibrato presentaron una reducción significativa de este parámetro, igual que aquellos que tenían una elevada tasa de Lp (a). Otros marcadores de la inflamación como la Proteína C Reactiva disminuyeron con el tratamiento con fenofibrato. El efecto uricosúrico del fenofibrato conduce a la reducción en un 25% aproximadamente del nivel de ácido úrico, reducción que puede beneficiar a los pacientes dislipidémicos con hiperuricemia. Se ha demostrado un efecto antiagregante plaquetario del fenofibrato en animales, y también en el hombre en el curso de un estudio clínico. Se manifiesta por una disminución de la agregación plaquetaria inducida por ADP, ácido araquidónico y epinefrina. Propiedades farmacocinéticas: Normolip 200 mg cápsulas contiene 200 mg de fenofibrato micronizado. Absorción: El producto inalterado no se encuentra a nivel plasmático. El metabolito plasmático mayor es el ácido fenofíbrico. Se alcanza una concentración plasmática máxima al cabo de 5 horas de su ingestión. La concentración plasmática media es del orden de 15 (mg/ml para una posología de una cápsula de Normolip 200 mg. o de 3 cápsulas de fenofibrato 100 mg/día. Esta tasa es estable a lo largo de los tratamientos prolongados. El ácido fenofíbrico está fuertemente asociado a la albúmina plasmática y puede desplazar las antivitaminas K de los lugares de fijación proteínicos y potenciar su efecto anticoagulante. Semivida plasmática: La semivida plasmática de eliminación del ácido fenofíbrico es del orden de 20 horas. Metabolismo y excreción: La eliminación se realiza esencialmente por vía urinaria: 70% en 24 horas, 88% en 6 días, al final de los cuales alcanza el 93% (orina y heces). El fenofibrato se elimina en forma de ácido fenofíbrico y de su derivado glucuroconjugado. Estudios cinéticos, después de dosis única y tratamiento continuo, permiten afirmar que el producto no se acumula. El ácido fenofíbrico no se elimina en el curso de la hemodiálisis.

Indicaciones.

Normolip está indicado como complemento de la dieta y otro tratamiento no farmacológico (como ejercicio, pérdida de peso) para lo siguiente: Tratamiento de hipertrigliceridemia grave con o sin colesterol HDL bajo. Hiperlipidemia mixta cuando las estatinas están contraindicadas o no se toleran. Hiperlipidemia mixta en pacientes de elevado riesgo cardiovascular además de una estatina cuando los triglicéridos y el colesterol HDL no se controlan debidamente.

Dosificación.

En asociación con la dieta, este medicamento constituye un tratamiento a largo plazo, la eficacia del mismo debe comprobarse periódicamente. La respuesta terapéutica se comprobará mediante la determinación de los valores lipídicos séricos (colesterol total, LDL-C, triglicéridos). En caso de no alcanzar una respuesta adecuada después de varios meses de tratamiento (por ejemplo 3 meses), deben de ser previstas medidas terapéuticas complementarias o diferentes. Posología: Adultos: La pauta posológica es de una cápsula por día, administrada con una de las principales comidas. Los pacientes que toman actualmente un comprimido de 145 mg de fenofibrato o un comprimido de 160 mg pueden cambiar a una cápsula de 200 mg de fenofibrato micronizado sin que sea necesario ajuste de dosis. Ancianos: en pacientes ancianos, se recomienda la dosis usual para adultos. Pacientes con deterioro de la función renal: Es preciso reducir la dosis. Se recomienda administrar a estos pacientes la forma farmacéutica que contenga la menor dosis de principio activo. Niños: Este medicamento está contraindicado en niños. Pacientes con enfermedades hepáticas: No se ha estudiado este grupo de pacientes.

Contraindicaciones.

Insuficiencia hepática (incluida cirrosis biliar). Insuficiencia renal. Niños. Hipersensibilidad al fenofibrato o a cualquiera de los componentes de este medicamento. Reacciones conocidas de fotosensibilidad o fototoxicidad durante el tratamiento con fibratos o ketoprofeno. Cálculos biliares. Pancreatitis aguda o crónica, con la excepción de pancreatitis aguda debida a hipertrigliceridemia grave. Empleo durante el embarazo y la lactancia: ver apartado de Precauciones.

Reacciones adversas.

Las frecuencias se han definido de la siguiente forma: muy frecuente ( > 1/10), frecuente ( > 1/100, < 1/10), poco frecuente ( > 1/1.000, < 1/100), rara ( > 1/10.000, < 1/1.000), muy rara ( < 1/10.000), incluyendo informes aislados. Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: trastornos digestivos, gástricos o intestinales (dolor abdominal, nauseas, vómitos, diarrea, flatulencia) de moderada intensidad. Poco frecuentes: pancreatitis. Trastornos hepatobiliares: Frecuentes: Se ha observado en algunas pacientes elevaciones moderadas del nivel de las transaminasas séricas (ver precauciones especiales de empleo). Poco frecuentes: desarrollo de cálculos biliares. Muy raros: episodios de hepatitis. En caso de aparición de síntomas indicativos de hepatitis (tales como ictericia, prurito) se deben realizar nuevos análisis clínicos para su verificación y se suspenderá el tratamiento con fenofibrato si fuese necesario (ver Advertencias). Trastornos del tejido de la piel y subcutáneos: Frecuentes: rash, prurito, urticaria o reacciones de fotosensibilidad. Raros: alopecia. Muy raros: fotosensibilidad cutánea con eritema, vesiculación o nodulación de las partes de la piel expuestas a los rayos solares o a la luz UV artificial (lámparas solares) en ciertos casos individuales (incluso varios meses después de la suspensión del tratamiento). Trastornos musculares, de los tejidos conjuntivos y de los huesos: Raros: mialgia difusa, miositis, calambres musculares y debilidad muscular. Muy raros: rabdomiólisis. Trastornos cardíacos y vasculares: Poco frecuentes: tromboembolismo (tromboembolismo pulmonar, trombosis venosa profunda). Trastornos del sistema linfático y sanguíneo: Raros: disminuciones de las tasas de hemoglobina y leucocitos. Trastornos del sistema nervioso: Raros: astenia sexual, cefalea. Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: Muy raros: neumopatías intersticiales. Variaciones en los análisis de laboratorio: Poco frecuentes: aumentos de las tasas séricas de creatinina y urea. En el estudio FIELD, ensayo controlado aleatorio con placebo realizado con 9795 pacientes con diabetes mellitus tipo 2, se observó un aumento de casos de pancreatitis, estadísticamente significativo, en los pacientes tratados con fenofibrato versus los pacientes tratados con placebo (0,8% versus 0,5%; p = 0,031). En el mismo estudio, se observó un aumento en la incidencia de embolismo pulmonar, estadísticamente significativo (0,7% en el grupo placebo versus 1,1% en el grupo fenofibrato; p = 0,022) y un aumento de trombosis venosa profunda, estadísticamente no significativo (placebo: 1,0 % [48/4900 pacientes] versus fenofibrato 1,4% [67/4895 pacientes]; p = 0,074).

Precauciones.

Embarazo y lactancia: No se dispone de datos sobre el uso del fenofibrato en mujeres embarazadas. Los estudios en animales no demostraron ningún efecto teratogénico. Los efectos embriotóxicos aparecen a las dosis de toxicidad materna (ver Datos preclínicos sobre seguridad). El riesgo potencial para los humanos no es conocido. Por lo tanto, Normolip deberá ser administrado durante el embarazo sólo tras una cuidadosa valoración de la relación beneficio/riesgo. No hay datos sobre la excreción del fenofibrato o de sus metabolitos en la leche materna. Por lo tanto, no se empleará Normolip en madres en período de lactancia. Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria: Normolip no influye sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria. Datos preclínicos sobre seguridad: Los estudios de toxicidad crónica no presentaron datos relevantes en cuanto a la toxicidad específica del fenofibrato. Los estudios de mutagenicidad del fenofibrato fueron negativos. Se han observado a altas dosis, en ratas y ratones, tumores hepáticos atribuibles a la proliferación de peroxisomas. Estos cambios son específicos a los roedores, no habiéndose observado éstos en otras especies animales. No tienen relevancia para su uso terapéutico en humanos. Estudios realizados en ratones, ratas y conejos no han puesto en evidencia ningún efecto teratogénico. Se han observado efectos de embriotoxicidad a las dosis de toxicidad materna. A altas dosis se observaron una prolongación del periodo de gestación y dificultades durante el alumbramiento. No se ha detectado ningún efecto sobre la fertilidad.

Advertencias.

Las hipercolesterolemias secundarias causadas por diabetes mellitus de tipo 2 no controlada, hipotiroidismo, síndrome nefrótico, disproteinemia, trastorno obstructivo hepático, tratamiento farmacológico, alcoholismo, deben ser adecuadamente tratadas antes de iniciar la terapia con fenofibrato. En las pacientes hiperlipidémicas bajo tratamiento con estrógenos o anticonceptivos estrogénicos, es preciso determinar si su hiperlipidemia es primaria o secundaria (los eventuales altos niveles lipídicos pueden ser debidos a la administración oral de estrógenos). Función hepática: Al igual que con otros hipolipemiantes, se han observado aumentos de transaminasas en algunos pacientes. En la mayoría de los casos, estos aumentos fueron transitorios, leves y asintomáticos. Se recomienda, sin embargo, un control sistemático de las transaminasas cada 3 meses, durante los 12 primeros meses de tratamiento. Deberá prestarse especial atención a aquellos pacientes que desarrollen un aumento de transaminasas, y se suspenderá el tratamiento en caso de que los niveles de las ASAT y ALAT superen el triple del límite superior del valor normal o 100 UI. Pancreatitis: Se ha observado la aparición de pancreatitis en pacientes en tratamiento con fenofibrato (ver Contraindicaciones y Reacciones adversas). Este acontecimiento puede ser el resultado de una falta de eficacia en pacientes con una hipertrigliceridemia grave, de un efecto directo del fármaco, o de un fenómeno secundario en el cual interviene la formación de cálculos biliares o sedimentos con obstrucción del conducto biliar común. Músculo: Se han observado bajo la administración de fibratos y otros hipolipemiantes, casos de toxicidad muscular, incluyendo raramente casos de rabdomiolisis. La incidencia de estos trastornos aumenta en caso de hipoalbuminemia e insuficiencia renal previa. Se sospechará toxicidad muscular en pacientes que presenten mialgia difusa, miositis, calambres, debilidad muscular y/o elevaciones marcadas de CPK (superiores a 5 veces el valor normal). En tales casos, se suspenderá el tratamiento con fenofibrato. El riesgo de desarrollar rabdomiólisis puede aumentar en pacientes predispuestos a miopatías y/o rabdomiólisis, incluyendo a mayores de 70 años, historial personal o familiar de trastornos musculares hereditarios, insuficiencia renal, hipoalbuminemia, hipotiroidismo y a los que ingieren grandes cantidades de alcohol. Deberá tenerse especial precaución con estos pacientes y sopesar cuidadosamente la relación entre los posibles beneficios y los riesgos de la terapia con fenofibrato. El riesgo de toxicidad muscular puede aumentar cuando el medicamento se administra en asociación con otros fibratos o con inhibidores de la HMG-CoA reductasa, especialmente en caso de existir trastornos musculares anteriores. En consecuencia, la coprescripción de fenofibrato con estatinas deberá reservarse a aquellos pacientes que presenten una grave dislipidemia asociada a un alto riesgo cardiovascular pero sin antecedentes de afecciones musculares. Esta combinación terapéutica se usará con precaución y se vigilará atentamente cualquier signo de toxicidad muscular. Función Renal: El tratamiento deberá interrumpirse cuando los niveles de creatinina sean superiores al 50% del límite superior del valor normal. Se recomienda tener en cuenta los niveles de creatinina durante los 3 primeros meses del tratamiento. Este medicamento contiene lactosa. Por lo tanto los pacientes con problemas hereditarios de intolerancia a la galactosa, con déficit de Lapp lactasa o malabsorción de glucosa-galactosa no deben tomar este medicamento.

Interacciones.

Anticoagulantes orales: El fenofibrato potencia el efecto de los anticoagulantes orales y puede incrementar el riesgo de hemorragia. Se recomienda reducir en un tercio la dosis de los anticoagulantes al iniciar el tratamiento con fenofibrato e ir ajustando gradualmente la dosis, si fuese necesario, en función de los controles INR (International Normalised Ratio), por lo que no se recomienda esta asociación. Ciclosporina: Se han observado algunos casos graves de deterioro de la función renal, aunque reversibles, durante el tratamiento concomitante de fenofibrato y ciclosporina. Se controlará pues con especial atención la función renal de estos pacientes y se suspenderá el tratamiento con fenofibrato en caso de grave alteración de los parámetros biológicos. Inhibidores de la HMG-CoA reductasa y otros fibratos: El riesgo de toxicidad muscular grave aumenta cuando el fenofibrato es utilizado en asociación con inhibidores de la HMG-CoA reductasa o con otros fibratos. Esta asociación terapéutica debe utilizarse con precaución y se vigilará atentamente cualquier signo de toxicidad muscular (ver sección de advertencias). Enzimas del P450 citocromo: Estudios in vitro con microsomas de hígado humano indican que tanto el fenofibrato como el ácido fenofíbrico no son inhibidores del citocromo (CYP) P 450 isoformas CYP3A4, CYP2D6, CYP2E1, o CYP1A2. Son inhibidores con baja intensidad del CYP2C19 y del CYP2A6, inhibidores con baja a moderada intensidad del CYP2C9 a concentraciones terapéuticas.

Sobredosificación.

No se ha relatado ningún caso de sobredosificación. No se conoce ningún antídoto específico. En caso de sobredosificación, recurrir al tratamiento sintomático e instaurar las medidas de soporte necesarias. El fenofibrato no puede ser eliminado por hemodiálisis.

Presentación.

Cápsulas x 30.

¿Qué es P.R.Vademécum?